traducciones juradas y coronavirus

La traducción jurada durante la crisis de la COVID-19

Autora/Autorin: Marta Gómez, traductora jurada nombrada por el Tribunal Regional Superior de Düsseldorf / Durch den Präsidenten des OLG Düsseldorf ermächtigte Übersetzerin für die spanische und englische Sprache.

Klicken Sie hier, um diesen Eintrag auf Deutsch zu lesen.

Creo que no soy la única que pensaba que todo esto iba a terminar antes. En vista de que se está alargando la cosa, escribo esta entrada para tratar de responder las preguntas que me están llegando sobre las traducciones juradas durante la crisis de la COVID-19.

¿Se siguen haciendo traducciones juradas?

Sí, sigo trabajando como traductora jurada haciendo traducciones certificadas con validez oficial. En mi caso, la rutina apenas ha cambiado y sigo trabajando como siempre: una vez que el cliente me envía el documento por correo electrónico y llegamos a un acuerdo sobre el precio, la imprimo, la firmo, la sello y la envío. Ahora, más que nunca, los clientes me piden que les envíe la traducción también por correo electrónico. Así que eso es quizás el único cambio que he experimentando con el coronavirus.

¿Se pueden enviar las traducciones juradas por correo electrónico?

Sí, de hecho, hay instituciones en Alemania que están aceptando las traducciones juradas escaneadas para realizar los trámites online y evitar (o posponer) desplazamientos innecesarios.

Lo que hago es pedir a los clientes que me indiquen si necesitan la versión digital directamente al encargarme la traducción y se las envío por e-mail sin coste alguno. Sin embargo, una vez que la llevo al buzón, hay que volver a imprimirlo, sellarlo y firmarlo todo y es un servicio que se cobra a parte.

¿Qué pasa si necesito mi traducción certificada en papel?

Por supuesto, sigo enviando la traducción física a la dirección que me indique el cliente. Die Post, por suerte, sigue funcionando igual que antes de la pandemia y yo no he notado ningún retraso en los tiempos de entrega. Siguen rondando entre las 24 y 48 horas.

Sin embargo, si algún cliente necesita recoger los documentos en persona, sigo dando esta opción, eso sí, manteniendo la distancia de seguridad y el uso de la mascarilla.

¿Qué dicen los organismos oficiales?

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación publicó en marzo unas orientaciones para los traductores e intérpretes jurados. En Alemania no se han dado indicaciones concretas para la profesión, por lo que seguimos con las mismas directrices que el resto de los mortales.

Yo, para evitar tener que ir a una oficina de correos cada vez que envío una traducción jurada, me he hecho con un arsenal de sellos y sobres para solo tener que llevarla al buzón de final de la calle.

¿Y vosotros? ¿Habéis podido hacer los trámites online durante estos últimos meses? ¿Habéis encargado alguna traducción jurada en tiempos de la COVID-19? Me encantará leeros en los comentarios.

Como siempre, si queréis más información o tenéis preguntas sobre mis servicios en tiempos de pandemia, no dudéis en contactar conmigo a través de Facebook, en mi correo electrónico o llamando al +49 159 06829104


Autora/Autorin: Marta Gómez, traductora jurada nombrada por el Tribunal Regional Superior de Düsseldorf / Durch den Präsidenten des OLG Düsseldorf ermächtigte Übersetzerin für die spanische und englische Sprache.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba