revisión y principio de los cuatro ojos

Revisión: el principio de los 4 ojos

Autora/Autorin: Marta Gómez, traductora jurada nombrada por el Tribunal Regional Superior de Düsseldorf / Durch den Präsidenten des OLG Düsseldorf ermächtigte Übersetzerin für die spanische und englische Sprache.

Klicken Sie hier, um diesen Eintrag auf Deutsch zu lesen.

Si vamos a hablar del principio de los 4 ojos en traducción tenemos que empezar hablando de mi refrán preferido:

Más ven cuatro ojos que dos

Refranero español

Si hay algo a lo que tememos los traductores es a que se nos pasen faltas de ortografía, se nos escape una tilde o coloquemos mal una coma. A pesar de ser amantes empedernidos de la perfección, sabemos que no siempre podemos estar en todo. Para eso existe la revisión por parte de una segunda persona.

En esta cortita entrada os dejo lo básico para qué sepáis qué es y qué tener en cuenta si eres cliente o traductor.

¿Qué es el principio de los 4 ojos?

El principio de los 4 ojos aplicado a la traducción consiste en garantizar la calidad de un encargo mediante la revisión por parte de una segunda persona. Esta segunda persona se llama revisor y suele ser otro traductor con la misma combinación lingüística y especialidad.

Si hay algo que sabemos los traductores (por no decir los revisores), es que, por más que leamos y releamos una traducción, siempre puede escaparse algo. Es más, cuánto más revisemos, más encontramos. La posibilidad de que se nos cuele una tilde, coma o palabra sin traducir aumenta a medida que lo hace el número de caracteres. Así que la revisión adquiere mayor importancia en encargos grandes de varios miles de palabras en los que trabajamos días o semanas.

Como nadie es perfecto, este recurso es una de las herramientas más valiosas a las que recurrimos los traductores (y redactores). Además de ser la mejor manera de quedarnos tranquilos con el resultado que entregamos al cliente, es una gran oportunidad para trabajar mano a mano con compañeros y seguir aprendiendo de nuestros errores (nunca mejor dicho).

¿Cómo funciona?

El proceso es muy sencillo: el primer traductor traduce el texto, lo deja reposar y lo revisa. Cuando está lista la traducción, la envía (junto con el texto original) al traductor-revisor para que la relea y corrija posibles faltas de ortografía, errores de estilo o de maquetación. Para terminar, este último devuelve la traducción con los errores y/o sugerencias al traductor para que este la corrija.

¿Eres cliente o traductor? Pasemos a ver qué tener en cuenta en ambos casos:

Qué tener en cuenta si eres cliente.

Si estás buscando a un traductor y te planteas contratar el servicio de revisión tienes que saber que pagarás un poco más ya que estarás comprando un paquete “extra”. Yo recomiendo reservar este servicio adicional para traducciones de contenido sensible, material del que dependa la reputación de tu empresa o, muy importante, si se va a mandar a la imprenta –Ficha en la mesa, pesa. También puede ser muy recomendable en caso de traducciones juradas o traducciones técnicas.

Otro detalle que deberás tener en cuenta es que los plazos de entrega se alargan un pelín. Si no estás muy seguro de si necesitas o no el servicio de revisión bajo el principio de los 4 ojos, no dudes en llamarme al 159 06829104 o mandarme un correo electrónico a info@marta-gomez.com. Hablaremos de tu proyecto y valoraremos si merece la pena o no.

Cómo ofrecer este servicio si eres traductor.

Si eres traductor, el primer paso es muy obvio: tener un compañero que colabore contigo para ofrecer este servicio. Parece de cajón, ¿verdad?, pero asegúrate de hablarlo antes para no perder un cliente intentando encontrar a alguien de prisa y corriendo. Un simple correo comentando la idea será suficiente para saber si puedes contar con él o no a corto plazo en el momento en el que un cliente te solicite una traducción con revisión.

Luego, de cara al cliente, asegúrate de incluir el servicio de revisión de cuatro ojos en el presupuesto y, por supuesto, calcular consecuentemente el plazo de entrega. Para eso, confirma la disponibilidad de tu compañero para que no haya malentendidos.

Espero que esta breve entrada os haya servido a entender un poquito mejor de qué hablamos cuando nos referimos al principio de revisión de cuatro ojos.

¡Muchas gracias y hasta pronto!


Autora/Autorin: Marta Gómez, traductora jurada nombrada por el Tribunal Regional Superior de Düsseldorf / Durch den Präsidenten des OLG Düsseldorf ermächtigte Übersetzerin für die spanische und englische Sprache.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba